Aquí puedes disfrutar el pregón del Dios Momo a cargo de don Antonio Martín García. Un pregón gaditano, gaditano, por Cádiz, de Cádiz y para Cádiz:

           PREGÓN GRAN MOMO 2018 A CARGO DE ANTONIO MARTÍN

 

PRESENTACIÓN DE MANOLO CASAL Y MODESTO BARRAGÁN

COMPARSA A. MARTÍN

Al amanecer
consumío en llamas
de entre el fatuo fuego
despierta mi alma…
Que pa volver me sobran redaños
volver cantando a la tierra mía
aunque hasta el alma me estén quemando
entre la Viña y Santa María…
San Juan y el Mentidero
el Pópulo y Puntales
quemarme de por vía…
Aquí otra vez me tiene
y vengo a fuego vivo,
quémame si quieres
quémame contigo…
Quémame si quieres
Cai…el corazón,
prende con tu fuego toito mi ser,
fuego que mantiene viva mi afición…
Fuego en mi garganta,
fuego en mi cantar,
la llama divina,
Cai de mi querer,
que me quema en vida
fundío en tu Carnaval… Carnaval

 

ANTONIO MARTIN

“El tanguillo gaditano se va perdiendo y es una pena…el cantecillo gitano que fue naciendo por nuestras venas…”

Cantando de esta manera, hace más de veinte años, sobre este mismo escenario vine a ser tu pregonero… Hoy la historia es bien distinta, que esta noche aquí se libra una batalla, eso sí, de lo más gaditana entre el Gran Momo y el coplero…

Que si ustedes creyeron en la dicha de librarse tan fácilmente del niño de la Cruz Verde, -ni con agua caliente, picha- estaban tan equivocados como yo…Y eso que yo soy el gran Momo. Bueno, lo era. Y es que al llegar a Cádiz no tuve mejor idea que entrar,nada más y nada menos,por el mismísimo barrio de la Viña, “Y en el barrio de la Viña han puesto luces extraordinarias, hay que ver cómo reluce esa calle de la Palma…”Y claro, siendo noche de Carnaval pasó lo que tenía que pasar. En medio de aquel bullicio, entre chirigotas, comparsas, coros, cuartetos, romanceros, ilegales, callejeras, politicatis de losmangatis,“tantos vivatis del cuenterati que sin doblati pasa la vía, yo me acordati de sus castatis que tienen muchos duros ahorratis de practicar la tunantería…” de dónde saldrán tantos sinvergüenzas, joé? Bueno, a lo que íbamos: allí,esa noche, entre la calle de la Palma y la Plaza de la Reina, menos su yerno Urdangarín que andaría ocupado con sus mamandurrias por Suiza, allí como digo, estaba medio Cádiz.La otra mitad andaba repartida entre la cola del Falla y la cola del paro. Ya saben ustedes, la cola del Falla es esa por la que tanto protestan los mismos siesos maníos que callan acobardaos y,como el Subiela, no dicen ni pío de la puta cola de los paraos. Y allí, en medio de la bulla, entre empujones y pisotones, fui recorriendo toa las esquinas, no por gusto, por cojones, y entre el Manteca y el Rebujina, quién me lo iba decir, con lo grande que es la Viña, picha, po na, tropecé nada menos que con Martín. Y claro, siendo ya coplero jubilao, yo no sé si por la pena de su despedida, o pensando en la mierda de subida que a los pensionistas le ha dejao, el 0,25, cojones, Ali Babá Rajoy y sus 40 ladrones, entre el mosqueo y la nostalgia me la fue dando por tos laos…y en un bache de la Palma, golpeando sus nudillos sobre un viejo mostrador de esos… “mostradores de la Viña, mostradores de mi barrio, cuánto saben tus maeras de las chirigotas buenas de compases y escenarios…”el coplero alzó su copa, y en un tono agridulce, en recuerdo a nuestra Uchi, le escuché cantar esta copla:

(Sobre la pantalla gigante del escenario aparece una foto de nuestra querida Uchi con su bicicleta..)

En el corazón 
del barrio la Viña,
me han dicho, vaya por Dios,
que me camela una niña…
Que se enamoró,
según se cuenta en su calle,
oyéndome en su balcón
en noches de Carnavales…
Gitanilla mira que
no te puedo ofrecer
ni mísera peseta,
que mi fortuna no es más
que un cante junto al mar
del Puente a la Caleta…
Que yo solamente sé
expresar mi querer
al compás de una copla
y terminando el cantar
qué iba hacer pa robar
los besos de tu boca…
No me declares tu amor
y sigue en tu balcón
viñerita del alma,
que yo sin saber ni cómo eres
a cantarte mis quereres
vendré en Carnavales a tu calle La Palma…

 

Y en la calle de la Palma precisamente empezó todo. A partir de ese momento mi poder de gran Momo se fue apagando.Y no sé ni cómo ni cuándo pero el coplero acabó poseyéndome. O sea, ab-du-cién-do-me, que es como hoy dirían algunos autores del Carnaval que ya por cierto son filósofos y abogaos,-que hay que ver adónde esto ha llegao…- Y periodistas, historiadores, y catedráticos, y escritores, y profesores y novelistas, y educadores y guionistas… y muchos cuentistas… y una larga lista de… ole, ramillete de canciones que ofrecemos a esportones, pa alegrar los corazones, asomarse a los balcones, gaditanas, ole, ole, que llegan los charlatanes…demasiados charlatanes, diría yo. Pues eso, lo mismo que un charlatán el coplero en un plisplás me embaucó, me sedujo, me endemonió y acabó transformándose en mí… Dicho de otro modo, que a partir de aquí, el Momo será Martín y con Martín, ya saben su rollo, más jartible que el Morera…Cádiz, Cádiz, Cádiz y a tomar por culo el dios Momo. Que el Momo que aquí conocemos no es el dios mitológico griego de las islas Rodas, de Creta ni de Itaca, no… el gran Momo, el auténtico, el verdadero es del barrio de la Viña, picha, y lo sacaron los hermanos Carapapa… “Que si al dios Momo desterraron los dioses como castigo, Momo se lo tomó a risa y para Cádiz se vino… y en la Tacita ha aprendío a usar el doble sentío, y dice que vivir en Cadiz es un castigo divino…”no ni ná… Cádiz, Cádiz, Cádiz…

 

INTERVENCIÓN DEL CUARTETO DEL MORERA

 

Y del barrio de la Viña al barrio de la Libertad… ahí es ná, saben que el nombre es feo, Libertad…que es como conocen a Cádiz en el mundo entero sin tenerla que nombrar… Y en medio una paraíta, en la Cruz Verde me queo. Y contemplando el Gavilán, en donde dormita nuestra historia,me viene a la memoria toda la gloria del Carnaval. Y en mis sueños lo recreo, que si andan buscando un museo, que museo quieren más…  Solo entrando por sus puertas, acabaíto de llegar de Puerto Rico con sus Beatles gaditanos, esos mismos a los que les copiaron el tipo cuatro ingleses espabilaos…nos encontramos con la figura impertérrita de don Enrique Villegas Vélez,de la caballerosidad la esencia… el señor del Carnaval por excelencia… ahí lo tienen ustedes… “Con el sombrero en la mano como manda el libro de los hombres cultos, saludamos a tos ustedes y a los que están fuera por no tener un duro…” Y junto a la ventana, en la mesa al final de la barra, don Gustavo Rosales “Agüillo”… el decano de las rimas gaditanas,con su inseparable amigo don Francisco Campos Lado, Paquito Campos,dándole el tono con su guitarra… “Nos presentamos los Cristobalitos con el equipo colegial, ese del bombo es el niño bonito porque su abuelo es un concejal”… Mientras tanto,cantiñeando a media mañana, don Agustín González “el Chimenea” se cuela pidiendo su copita de Reguera…-Manolo, mi Chiclana- que ha llegao el inventor agropecuario del pelachícharos, el partebabetas y el ablandacoles, y “ole con ole y con ole, ya cantaron su cuplé los lápices de colores, mire que bonito es que lo quieren aprender los chicos y los mayores”…Y así de buen modo entra por las puertas del Gavilán,ofreciendo al personal su gran inventario de trabalenguas para cuartetos, comparsas, chirigotas y coros, acompañado como siempre por su gorila verde avellanado completamente del todo…“Acetato de bicarbonato, pescuezo de gato, hueso de aceituna, a las tres a las dos y a la una, como esto se ponga con guasa yo cojo el cohete y me voy pa la luna…”Y don Eduardo Delgado Camelo, que con sus manos a la espalda y su boina por sombrero, entra por una puerta silbando y sale por otra cantando un cuplé chirigotero… “Cuando ponemos la pun, pu, pu, punta del soldador para hacer un trabajo, ya no se nos puede hablar, po, po, porque la soldadura se va al garete…”Y don Manuel de Agustín el Carota que vuelve de trabajar del ayuntamiento, -lo de trabajar en el ayuntamiento es un decir- y en el tiempo de quitarse la mascota y beberse un par de copas, el estribillo al momento… “A la voz de carga, a la voz de fuego, ten cuidao con el tiro no se te escape y te dé un güevo…”Y a media tarde, caminito de la obra a su casa, con las lágrimas de cemento perladas todavía sobre sus mejillas, aunque sólo de vez en cuando, despistado igual que un sabio hace una entrada por salida: un sorbito de café, un apunte en un papel de estraza, y con su gorra calada y la mirada gacha, sin despedirse siquiera del personal, echa de nuevo a correr tarareando una coplilla… mírenlo y admírenlo porque ahí va toda una institución chirigotera del barrio del Mentidero: don Ramón Díaz Fletilla…“Se comunica que se ha perdío un perrito, hacemos la publicidad, y es por si alguien quiere buscarlo bajo las señas que vamos a dar…” Y en una esquina del mostrador más golpeado al 3×4 por los nudillos de los grandes copleros Pepe Silva, Purri,Carli, José el bombista, Carlos Brihuega, Carlito Peña, Juanaco, Emilín, Galleguito, los hermanos Catalanes, Antonio Rivera, Antonio Avila, el Titi, Enrique el Molondro, Manolito el Cariñoso, Tocón, Lolo Márquez, Emilio López Prats, el Moreno,el Chatín, Jesús Monzón y tantos otros que no alcanza mi memoria, allí, en ese rincón de gloria, mientras que a don Manuel Rosales Romero, hijo de Agüillo, con su age cuartetero se le quema la berza en un estribillo, vemos como don Ricardo Villa Ragel, apurando su copita de Osborne,con sus bolsillos repletos de coplillas a media,con la música de don José Ordóñez, en el reverso de una vieja factura de la Camelia, remata una de sus sentidas coplas, de esas que hoy todavía sigue yendo de boca en boca, dedicada,cómo no,a Cádiz, su tierra… “Con esta estampa gitana vengo a cantarte otro año, y a decirte tierra gaditana que yo a ti te quiero con tos mis reaños…” Y al momento entra planeando como una gaviota, Juanito Poce, el currante de la copla, don Juan Poce Blanco, que mientras habla contigo te tiene todo intranquilo y te va envenenando, tarareando lo mismo un cuplé, un pasodoble, que un buen tango. Junto a él, con su bandurria a cuesta, a don Manuel Palacios poco le cuesta calentarlo… “Al escuchar los compases de la falseta de nuestro tango, la sangre me arde en las venas, no podré nunca evitarlo…”Y frente a mí don Aurelio del Real Germán… ole, que de acompañar mis coplas con su guitarra, ha pasao a componer con el alma pasodobles de los mejores… “Pero tú no llores, pobre barrio mío, tú no estás sarnoso y eres tan hermoso que quita er sentío…”Yya cayendola noche,cuando la luna remonta por el campo del Sur transformando con su luz la Cruz Verde en cruz de plata, como una hermosa serenata la bohemia hace presencia… llega por excelencia el poeta del barrio de Santa María:Don Pedro Romero Varo que en sus nocturnos gaditanos va trocando la copla por poesía…”Hacía una noche maravillosa de esas que invitan a pasear, y divagando por entre calles, a la Caleta vine a parar…” Y en este singular escenario tan gaditano y tan increíblemente nuestro, siempre presente a todas horas la figura sin igual del gran maestro. El dios de las coplas: Don Francisco Alba Medina,Paco Alba. El creador de la comparsa que allá por el Carnaval de 1960, con Los Pajeros, a modo de pasodoble nos regalaba esta joya inmensa… Un hermoso proyecto de la ciudad de Cádiz hecho realidad con el tiempo. Una copla sin parangón, de esas que ni se estudia ni se aprende en ninguna Universidad… nace sencillamente del corazón de nuestro gran Paco Alba, el Brujo…presten atención…ni Julio Verne… ya verán…


 

Anoche yo tuve un sueño que resultó divertío,

soñé que por la troneras

un lindo paseo habían construío…

 

Sobre las antiguas troneras de la muralla de San Carlos, el paseo soñado de Paco Alba se construyó al tiempo… ese que hoy podemos disfrutar…

 

 

La Punta de San Felipe era un malecón precioso

parecío al de la Habana

con un panorama florío y hermoso…

 

Ahí tenemos el malecón que soñó el Brujo…

 

Tenían las Puertas de Tierra

dos escalinatas por donde subían

pa contemplar la belleza

de nuestra hermosa Bahía…

 

Hoy podemos subir para contemplar nuestra Bahía sobre nuestras Puertas de Tierra por esas escalinatas que construyó en su copla el maestro…

 

Y también la reja, frente al monumento

ya la habían quitao

y hasta inaugurao un hermoso puerto…

 

El Puerto de las Américas…

 

Pero mi sorpresa fue que al despertar

yo recordé con tristeza

que ni el Parque tiene la vista del mar…

 

Hoy en el nuevo proyecto de la reconstrucción del Teatro Pemán, están considerando la posibilidad de que el parque Genovés se abra al mar tal como el Brujo predijo y propuso cantando hace 58 años… Desde entonces ni los Juan Carlos, Bienvenido, Martinez Ares, Carapapas, Remolino, Tino Tovar, Antonio Martín ni nadie ha cantado tanta belleza, tanta reivindicación ni tanto gaditanismo en una sola copla… Gracias eternas de este principiante, maestro…

 

INTERVENCIÓN DE ANABEL RIVERA ACOMPAÑADA POR DAVID PALOMAR, CARACOL, MEMI Y LALI

 

Buenas noches, rogando perdón,

me presento temblándome el alma,

preguntándome quién seré yo

pa irrumpir de esta forma en el Falla…

Gaditano que por primera vez

con el miedo en el cuerpo hoy se lanza,

mucha más ilusión que saber,

y así fue que nació esta comparsa…

Y es que siento

todo lo gaditano, desde que nací yo lo siento,

Paco Alba, Villegas, Quirós

y otros grande maestros…

Su lección magistral aprendí

y aún la sigo aprendiendo…

Cómo siento cualquier

cosa que brota de ti Cádiz, por mis adentros,

déjame que te pueda decir todo lo que yo siento,

que al cantarte por primera vez solamente pretendo,

ser coplero, tal como soñé, de mi gente y lo nuestro.

Vuestro aplauso hará que esta noche

se cumpla por fin

aquí, mi gran sueño, mi gran sueño

déjame que te pueda decir todo lo que yo siento

 

ANTONIO MARTIN

 

Ay, Cádiz, si yo tuviera que decirte todo lo que siento por ti, necesitaría toda la eternidad. Pero en Carnaval, como en la vida misma, todo tiene un principio y un fin. Aunque aquí, esta noche, no hemos hecho más que empezar. Y antes de que el dios Momo arda veréis pasar por estas tablas el mundo entero, o sea, Cádiz. Sí, porque Cádiz como sabrán es el mundo. Discrepar sobre esto es perder el tiempo… que aquí se dictan las leyes de cómo vivir en libertad sin morir en el intento. Y lo hacemos siempre…“al compás del 3×4, 3×4 gaditano lo que es un 4×4 p’al resto de los humanos”–pero cómo se puede discrepar en algo tan simple, joé?… po discrepamos-  Y discutiendo y discrepando, desde que el mundo fue Cádiz, tolo decimos cantando… que el pueblo que canta sus males espanta, dice la copla popular. Todo lo que sucede en el mundo, o sea en Cádiz, está en nuestras coplas. Que nuestro Carnaval, ya lo dijo don Bartolomé Llompart, es el único periódico del mundo mundial escrito con música y letra. Es más, como dejó dicho nuestro entrañable Emilio López Mompell, por cierto, más gaditano el tío que un bingo en la Caleta, “lo que no está en nuestras coplas no existe, -e insiste- con lo que se demuestra que el mundo empieza y termina en Cádiz, que se sepa…”Y esto lo digo yo:lo demás a hacer puñetas…”

Pero todo aquí no es “con el takatakatá chin chin pompom, vámonos cantando tangos gaditanos…” no… a los que así piensan de nosotros, desde el empresario Tamarit que te vi, un mojón pa ti, hasta ese que se pasea por Bruselas con una fregona en el coco,pasando por todos los que nos desprecian sin más, desde la Cuna de la Libertad yo les diría:“que el gaditano se muere si deja de cantar, pero cantando defiende el pan, su libertad y su vía…” Y que aquí seguimos siendo partidarios de la verdad de la calle más que de los diarios… “Y prefiero el tanguillo a una marcha militar, y el proceso natural a to los inventos… La opinión ciudadana al abuso de autoridad y una tertulia en el bar a to el Parlamento…”

Y es que en Cádiz, un grupo de amigos sentados a la mesa, dicen más verdad en una sola copla que todo un parlamento de golfos,corruptos y sinvergüenzas…blam, blam… como diría el gran Libi: He dicho

 


COMPARSA DE A. MARTÍN

 

Viejetes:           Que mientras tenga alegría

      y un soplo de vía yo seguiré…

Con un grupo de amigos, to sentaos a la mesa,

una copa de vino y las puertas abiertas

pa que beba conmigo tó el que quiera pasar,

que aquí cabemos tó

sin otra condición que gaditanear…

Y al compás de una copla

se me escapa el corazón tras los nuillos

y aunque ya peino canas,

de esta forma gaditana,

en cuanto huele a febrero

a pasodoble y tanguillo,

yo lloro como un chiquillo por estar aquí de nuevo

y sentirme una vez más coplero de Cai, coplero

sin importarme la edad, sin importarme la edad…

Viejetes       Vámonos por Cai…

Chavalotes:     Vámonos por Cai…

Sentarse, viejetes, sentarse,

que aquí está la savia nueva,

la que te empuja y releva

con sus modernas canciones…

Viejetes:      Canciones? Lo nuestro es copla, cojones…

Chavalotes: Callarse, jartibles, callarse…

Viejetes:      Callarnos? No me pidas por tu mare,

que yo no le cante a Cádiz,

si cantando media vida

llevo aquí y todavía no ha nacio quien me calle…

Chavalotes: Pues aquí llega el Levante

llevándose por delante

to lo que sobra y estorba…

Viejetes:          No chillar tanto, pichita,

que Cádiz no está sorda, que Cádiz no está sorda…

Chavalotes:     No estará sorda pero enterarse no quiere

que la juventud se muere de pena en este rincón…

Viejetes       Vamos entonces a dejar los desafíos

y cantemos tós uníos

contra el paro, los desahucios, los abusos…

la mare que los parió…

Todos                   Cádiz, y a defender lo nuestro

peleando y sintiendo to lo gaditano,

Cádiz, para que tú no seas

esa falsa monea que va de mano en mano…           

Chavalotes: Y que sepa el mundo entero

que en Cádiz hay que morir…

Viejetes:          No… escucha bien, chaval, lo que te viá decir:

deja ya de cantar que en Cádiz hay que morir,

      que en Cádiz lo que hay es que currá

y vivir, y vivir, en Cádiz hay que vivir…

Todos:        No… en Cádiz no hay que morir,

      en Cádiz hay que vivir, vivir, vivir…

No… en Cádiz no hay que morir,

      en Cádiz hay que vivir, vivir, vivir…

Viejetes:      En Cádiz hay que vivir…

Todos:        En Cádiz hay que vivir…

 

ANTONIO MARTIN

 

En Cádiz no hay que morir, en Cádiz hay que vivir… y hay que vivir para sentirlo, quererlo y pelearlo, que lo que no evoluciona hay que revolucionarlo… Y para el que no lo entienda así, tal como hizo el Revuelo, con un viento de hace ya trece años, hoy lo digo aquí de nuevo… cantando…

 

ANTONIO MARTIN Y AMPARO MARTÍN (al piano)

 

Cádiz, puerto de ida y vuelta

Cádiz, puerta de dos mares,

Cádiz, al mundo siempre abierta,

Quién le cierra el mundo a Cádiz…

 

Cádiz, puerto de mar,

Cádiz, industria naval

Cádiz, Astillero… Cádiz Astillero…

Cádiz, revolución,

Cádiz, explotación,

Cádiz, obrero… Cádiz, obrero…

Cádiz, siempre a la izquierda

de la derecha y el capital,

Cádiz, a la derecha

cuando la izquierda se le negó…

Cádiz, siempre a las puertas,

puertas abiertas, puertas del mar,

puertas que hace tiempo alguien le cerró…

Cádiz de desembarcos,

Cádiz esperando barcos, Cádiz sin trabajar,

Cádiz de portuarios prejubilaos,

Cádiz puerto parao…

 

(a partir de aquí se le suman los veteranos de la comparsa)

 

Cádiz en mitad de un puente,

Cádiz de los currantes valientes,

Cádiz cobarde y aburguesao… y aburguesao,

Cádiz frente a Puerto Real,

Cádiz abandonao…

Cádiz por San Fernando

pañuelo blanco para los barcos,

siempre esperando se desespera, se desespera,

y vengan millones… la puta Bruselas,

y venga un gobierno y otro gobierno

pero Astillero aquí sigue siendo

Cádiz, tu pena… Cádiz, tu pena… Cádiz, tu pena

 

ANTONIO MARTIN

 

En Cádiz no hay que morir… en Cádiz hay que vivir y proclamarlo siempre así a los cuatro vientos… Bueno, a los cuatro vientos no… que en Cádiz igual que hemos visto sin necesidad de pentagrama que el 4×4 lo convertimos del tirón en un 3×4 porque nos da la gana, y que un cuarteto lo mismo son cinco que lo conforman tres, los vientos de Cádiz son dos. A saber: el Poniente y el Levante… aunque no esperen que les haga de esto una erudita disertación, que como hemos dicho ennenante, todo está escrito en las coplas, así que para entenderlo mejor, con esta copla será bastante…

 


SANDRA RAMOS Y CARMEN JIMÉNEZ BAREA

 

Cádiz es mujer con dos novios
prendaos de su talle…
y están por sus huesos, locos,
el Poniente y el Levante…
ninguno quiere que el otro
le ronde sus calles…
Vientos del amor,
por las esquinas y azoteas
la requiebran, y esa novia
pela la pava con los dos,
ay, los enamora…
los enamora… los enamora…
Que ese Levante
cuando está desafiante,
loco de amor delirante,
me la vuelve medio loca…
Salta el Poniente… salta el Poniente
pa echá al Levante,
qué valiente… qué valiente…
Y se pelean los dos,
y todo es por amor,
por su novia dos hombres pelean…
que son los vientos dos hombres
que a Cái la cortejan…
La está arrullando el Levante,
y al Poniente le da celos…
ya va a saltar, va a ganar, ya lo echó…
son de amores, ay, estos duelos…
Que Cái, coqueta los quiere a los dos,
cosas de mujeres,
que está que se bebe los dos vientos…
los dos vientos… los dos vientos

 

ANTONIO MARTIN

 

Dicen que el Levante, que es un viento castizo, un viento muy refrescante que nunca fue amante de ningún fenicio,como cantara el poeta, a Cádiz la hace delirar y a todos los gaditanos nos vuelve majaretas. Y debe ser verdad. Porque sólo ha sido nombrarlo y ya estoy loco soñando que con él remonto el vuelo y hasta me parece oír cantando a nuestro amigo el Piojo, Antonio Guerrero… “Es nuestra Andalucía la criada de España…”y que en el Puerto de Santa María, José Luis Arniz con su guitarra acompaña a Francisco Díaz “Pelahigo”, otro amigo, que sigue cantando todavía… “Maldita sea la mano que apretó el gatillo”… Y entre copla y copla escucho a José Antonio Valdivia que sigue de bronca con el patronato, porque el Carnaval, dice con toda razón, hay que dignificarlo… Y un poco más allá se escucha cantar con guasa… “No me tires bocadillos de jamón que me voy a mosquear”… Es Pepe Scapachini junto al Peña y el Masa. Como siempre, suelta el castañazo y ni se inmuta,y nos advierte con gracia: Eh, a mi hermano Paco dejarlo tranquilo ahí abajo, vale?que aquí el cuarteto con tres ya va que chuta…

Y ahora digo yo, viendo como estos grandes carnavaleros en el concurso del cielo están formando ese gran grupazo: a ver qué jurao tiene los santos cojones para ponerle “no apto”. Sí, ya sé, que le falta el director…Pues no, porque al grito de ole, viva mi Cai, de María la Yerbabuena, Miguel el Mellao que viene pegando bocaos ya se ha plantao en escena, ya clamando a su director aquí llegan sus chavales: el Love, el Cabra, el Chico, Cristóbal, Dani,Adri,Pachichi, Manguely, Lalá, Perico, Formi, Paco y José Mari… la chirigota de don Manuel Cornejo, don Adolfo… la chirigota de Puntales…

 

CHIRIGOTA DEL LOVE

 

Hace más de treinta años

que en tu barrio de Puntales

sonó la primera copla

de tu chirigota hecha por chavales…

Del barrio que te parió

chirigotero y gaditano

con ese corazón tan grande y humano

que al irte derramaste por todo Cádiz…

Fuiste, siempre fuiste,

qué gran orgullo, quien mejor nos dirigiste…

Desde aquellos indiotas demostraste

que te sobraba clase con toito lo nuestro,

la clase que nos diste sin quejarte

y es que hasta para morirte te sobró clase, maestro…

Y ahora en tu barquito hecho de nácar

irás pescando estrellas por el cielo,

navegando entre olas de plata

mientras que aquí lloramos tu ausencia por Febrero…

Esperando tu nombre en esa calle

querido Manuel, don Adolfo,

donde naciste y moriste por Cádiz

 

CHIRIGOTAS DE MANOLO SANTANDER Y DEL LOVE

 

Me han dicho que el amarillo

está maldito pa los artistas,

y este color sin embargo

es gloria bendita para los cadistas…

Que aunque reciben a cambio

todo un calvario de decepciones,

de amarillo se pintan la cara,

amarillos son sus corazones…

Han dado su vida y sus gargantas

siguiendo a donde haga falta

al Cádiz de sus amores…

Ratatatataratatatatá,

benditos sean los que llenan de esperanza,

ratatatataratatatatá,

cada rincón, cada escalón de mi Carranza…

Sin importarles que nunca

vayan a ser campeones,

han conseguido el respeto

de toda España, por estos colores.

Por eso viva mi Cádiz,

vivan los cadistas, vivan sus cojones

 

ANTONIO MARTIN

 

Viva mi Cádiz, vivan los cadistas, vivan sus cojones y vivan los cojones de estas dos chirigotas, la del Love y la de Manolo Santander, y de todas nuestras chirigotas que sin duda esta noche aquí ya me hubiese gustado tener. Pero claro, muchos ya estarían diciendo: pero esto qué es, la quema del dios Momo o un pregón a la remanguillé? A lo que yo le contesto: esto es lo que es, de quemar ya habrá tiempo. Que si por quemar fuera, antes que ná yo metería en la hoguera, aunque solo fuera por un ratito, hasta que salieran por sus propios pies, eso sí,bien chamuscaítos y jartitos de ceniza, a esos hijos de puta que quemaron los campos de Andalucía y Galicia. Y quemaría a fuego vivo la ira, el odio y la avaricia. El cinismo, el chantaje, cualquier terrorismo, la envidia, el ultraje, las malas lenguas, la xenofobia, la pederastia, la homofobia, el racismo, el machismo, el maltrato… y basta… ya basta… para el carro, compañero… que van a faltar mangueras para apagar tanto fuego… Y esta noche para lo que queda, para apagar nuestras penas bastará con esa manguera de chorros de alegría que traen nuestras pregoneras. Que no hay llamas en este mundo ni fuego que se resista cuando una mujer alza la voz en libertad. Y esta noche aquí esa libertad se multiplica por cuatro…quién dijo miedo… que toquen a rebato, que aquí llegan las Niñas de Cádiz para seguir pregonando a Cádiz por el mundo entero…

 

INTERVENCIÓN DE LAS NIÑAS DE CADIZ

 

ANTONIO MARTIN

 

Y de vuelta nuevamente a la Viña. Que aunque me tachen de ser ombliguista, por Cádiz yo sigo… que si el ombligo de Cádiz es la Viña, ay, niña, qué ombligo. Y es que la Viña es ese bendito barrio en donde todo Cádiz se reconoce.Que la Viña es el gran broche del Flamenco y el Carnaval como bien dice Javi Osuna. La Viña son todas las Cádiz en una. Y en ella se dan la mano el Carnaval y el Flamenco. Que no es casualidad ni es ningún cuento que allí Juanito Villar, después de carnavalear entre el Falla y el Gavilán con la Banda del Tío Perete,hace ya algún tiempo, sentenciara por alegrías, por bulerías y por soleá, lo que venimos defendiendo sin necesidad de que la Unesco lo declare Patrimonio Inmaterial de la Humanidad: la Viña es Carnaval y la Viña es Flamenco…

Cádiz, la Viña, Flamenco, Carnaval… y aquí viene a confirmarlo de nuevo un comparsista mu flamenco… un flamenco mu viñero… David Palomar…

 

DAVID PALOMAR

 

Ay, en el barrio de la Viña

yo vi a una gitana de bordá

un traje con olas de plata

y encajes de nácar pa tu Carnaval…

Que yo no te digo ni que sí,

que yo no te digo ni que no,

que lo que quiero yo saber

porqué a mí febrero me embolilla el corazón…

Febrero, febrero, febrero, Cai, llegó…

Ay, mi Carmela, ay Rosarillo,

abrir el corazón de par en par

que vamos a hacer encajebolillo

porCai, por Cai y su Carnaval…

Que yo no te digo ni que sí,

que yo no te digo ni que no,

que lo que quiero yo saber

porqué a mí febrero me embolilla el corazón…

Y aquí estamos dispuestos, Manué, un año más,

metío en to lo nuestro, Manuépa rajá,

que sigue habiendo guerras, Manué,

golfos y guerras de los que sabe usté,

yo se lo juro Manué…

Pero usté no sienta pena, Manué,

que en vendiendo mis encajes, Manué,

con Rosarillo y Carmela, Manué,

nos iremos por to Cai, Manué,

a vivir nuestros Carnavales

que no hay en tor mundo otra cosa igual…

A vivir nuestros Carnavales

que, por mi mare, son parabiá,que son parabiá, que son parabiá

 

ANTONIO MARTIN

 

Perdóname, Cádiz mío, pero con ésta mi última copla te digo adiós. Que todo tiene un principio y un fin… Todo lo que comienza termina… Lo que nace acaba por morir…Es ley de vida… Aunque esta noche, cuando todo quede reducido a cenizas… mi alma coplera seguirá rondando tus calles como el Levante y el Poniente… sin saber siquiera si en verdad me he ido o me he quedado contigo y a tu vera para siempre… Perdóname, Cádiz mío…

 

COMPARSA A. MARTIN

 

   Perdóname, Cádiz mío,

pero esta es la última noche,

ya lo tengo decidío,

no me hagas ningún reproche…

Aquí termina la historia

del niño de San Vicente,

del canastillo de gloria,

placita de la Cruz Verde…

                      Del tanguillo gaditano,

del cargador más gitano,

del parlamento del Gavilán,

del barrio la Viña, de los compases chirigoteros,

de la Rosariyo, de la Carmela y de los te quiero…

De la vida entera en una guitarra,

de la rosa que le partiera el alma,

de los versos robados a ese poeta,

de la copla al tres por cuatro,

del pregón de la Caleta…

De aquel niño que

hace medio siglo ya

                   aquí te empezó a querer…

                      El que te cantó

                      —con el corazón—

gaditaneando

                      —adiós—

                   y al decirte adiós con el corazón te dice llorando:

déjame que vuelva junto a mis hijos y con mi mujer,

no haga más difícil, Cádiz del alma, esta despedía,

yo te juro que te he entregado todo lo que tenía

y aunque ya me vaya, de noche y día,

si tú me llamas te rondaré

igual que el Levante por tus esquinas, ay, tierra mía,

ay, tierra mía, ay, tierra mía

 

INTERVENCIÓN DEL CORO DE JULIO PARDO

 

ANTONIO MARTIN Y AMPARO MARTIN (al piano)

 

El día que yo me muera

que nadie me traiga flores,

que nadie encienda una vela

y por mí que nadie llore…

El día que yo me vaya

en alegre pasacalle

que me acerquen hasta el Falla

recorriendo todo Cádiz…

Ese día en que la vida

se me vaya por a boca

con el alma y esa copla

que será mi despedía,

llevadme hasta la Caleta

y a la sombra del poeta,

entre admiración y envidia,

que las olas de la playa

me salpiquen a la cara,

la Viña, la Viña, la Viña…

que suenen chirigotas y comparsas

y esos coros en la Plaza

cerquita de la Cruz Verde,

que salgan al compás del tres por cuatro

los chiquillos de aquel patio

de la calle San Vicente…

Que el día que me vaya sólo quiero

que sea por febrero y llueva a mares,

y se escuche a mi paso ahí va un viñero,

sencillamente un viñero

que murió siendo coplero…

De Cai, de Cai, coplero de Cai…

 

ANTONIO MARTIN

 

Cai, siempre Cai… Por Cai empezamos y por Caivamos a terminar, aunque Cai nunca termina…Cai es la vida y Cai es la eternidad… Así lo dicen, lo confirman y lo cantan esa gaditana y ese gaditano a carta cabal…Cai, eternementeCai…

 

(En la pantalla gigante sobre el escenario aparece Alejandro Sanz interpretando al piano “Cai”. Aparece en escena Niña Pastori para interpretar el tema con Alejandro Sanz)

 

ALEJANDRO SANZ Y NIÑA PASTORI

 

Cai, por la madrugá
cómo me huele a sal, mi Cai…
Cai, que se despierta por la mañana
me llena el cielo de gaditanas, Cai…
Cai, por la madrugá
cómo me huele a sal, mi Cai…
Cai, que se despierta por la mañana
me llena el cielo de gaditanas…
Las niñas bailan envueltas en lunas
con sus vestidos bordaos de espuma, ay, Cai…
Cuándo podré regresá a encerrarme
contigo en un patio,
dejar que el viento entre las macetas
silbe por tangos…
Por fin veré a mi gente,
por fin me veré,
Cai del mentidero
muero por él, yo quiero volver…
Cai, por la madrugá
cómo me huele a sal, mi Cai…
Y pa nosotros dos
tengo a mi Cai, con perdón…
Ay, de los que se preguntan
qué es lo que tiene ese rincón, niña…
Cai se bebe el sol,
Cai es la brisa marinera,
y que remienda tu corazón
con la sonrisa más morena…
Cai, cuando tú no estás
de qué me vale amar el mar, mi cai…
Cai, cuando anochece
que tú te duermes, que yo te miro
y a ti te pierde, ay Cai…
Cuándo podré regresá a encerrarme
contigo en un patio,

dejar que el viento entre las macetas
silbe por tangos…
Por fin veré a mi gente,
por fin me veré…
Cai del Mentidero

muero por él… yo quiero volver…
Ay, Cai, por la madrugá
cómo me huele a sal, mi Cai…
Y pa nosotros dos
tengo a mi Cai, con perdón…
Ay, de los que se preguntan
qué es lo que tiene ese rincón,niña…
Cai se bebe el sol,
Cai es la brisa marinera,
y que remienda tu corazón
con la sonrisa más morena…
Cai se bebe el sol,
Cai es la brisa marinera,
y que remienda tu corazón
con la sonrisa más morena, niña…

 

(Antonio Martín irá nombrando a todos los que han participado en el pregón, agradeciéndoles  su colaboración. Mientras tanto van subiendo al escenario todos los participantes, las mujeres, hijos, familiares y amigos de la comparsa, todos disfrazados con tipos de comparsas de Antonio Martín y todos juntos cantarán “ Caleta”)

 

Caleta, Caleta…
Mar y cielo,
una vieja playa,
rocas desgastadas
por tantas hazañas…
En el firmamento
hay cierto misterio,
un pueblo perdío
duerme en sus entrañas,
y el rumor del aire
desprende un lamento
que desgarra el alma.–
Es el embrujo sobrenatural
de esa diosa del mar
que se llama Caleta…
Que adormecida en su soledad
se va haciendo inmortal
sin que nadie lo sepa…
Su viejo faro, relevo del sol,
en la noche es timón
para los marineros…
Viva la suerte de poder gritar
contemplando su mar,
yo nací caletero…
Nace un nuevo día,
de nuevo amanece,
el mar se retira y descubre certero
rocas que abastecen
su maná divino,
buscando la vida van los caleteros…
Mariscan y pescan,
y otros se contentan
con mirar su cielo…
Es el embrujo sobrenatural
de esa diosa del mar
que se llama Caleta…
Que adormecida en su soledad
se va haciendo inmortal
sin que nadie lo sepa…
Su viejo faro relevo del sol
en la noche es timón
para los marineros…
Viva la suerte de poder gritar
contemplando su mar,
yo nací caletero…
viva la suerte de poder gritar
contemplando tu mar…
Caleta, Caleta, Caleta, Caleta

 

 

 

 

 

En la Cuna de la Libertad, Carnaval del año 40 de la Democracia

 

 

FICHA TÉCNICA:

Por primera vez, en el Pregón del Gran Momo coincidirán 6 pregoner@s (Antonio Martín en 1997, Chirigota del Lobe en 2014, Las Niñas de Cádiz en 2018, Julio Pardo en 2011, Alejandro Sanz en 2005 y Niña Pastori en 2012) y 2 Grandes Momos (Manolo  Morera en 2012 y Ana López Segovia en 2013)

ORGANIZACIÓN: Federación Provincial de Peñas Gaditanas

REGIDORA DE ESCENA: Paloma García

DISEÑO VESTUARIO: Rafa Dodero

ESCENOGRAFÍA, SOMBRERO Y BÁCULO DEL PREGONERO: Artifex

MAQUILLAJE PREGONERO: Mª José Utrera

BANDA DEL CORTEJO: Los Caballati

Agradecimientos a Mariló Maye, Kico Gómez y Miguel Ángel Fuertes; a Joaquín Hernández “Kiki” por la foto de Manolo Cornejo y a Julio González por la imagen de la Uchi