La despedida de Antonio Martín a Antonio Alba

Tras conocerse la pérdida del barbateño Antonio Alba se han sucedido las muestras de cariño y condelencias hacia su familia. Todavía asimilando el dolor, en redes sociales se han compartido fotografías y textos, como el caso de Antonio Martín. Con el gaditano le unía una relación desde hace muchos años y el autor viñero ha querido mostrarlo en la siguiente publicación bajo el titular «AMIGO DEL ALMA» :

«Fue en el año 84 del siglo pasado cuando empezó a fraguarse nuestra amistad. El escenario, naturalmente, el Gran Teatro Falla. En pleno concurso de Carnaval. Con un fondo de coplas entrañables que iba a marcarnos para toda la vida. No pudo ser de otra forma.

Él, Antonio Alba, como fiel componente de su comparsa de Barbate, “Filo Andaluz” del amigo Manolo Varo. Yo me presentaba con “Andaluces por el Mundo¨ y desde entonces hasta el mismo día en que se nos ha ido haciendo mutis por el foro entre los bastidores del cielo, jamás le oí una mala palabra ni reproche alguno hacia nadie. Ni siquiera en el fragor de un concurso cargado de envidias y vanidades.

Él, siempre impertérrito, observando apacible cuanto sucedía a su alrededor para zanjar con su habitual manera apaciguadora cualquier conato de enemistad que pudiera darse entre los componentes de su comparsa y la de sus propios competidores.

Y así fue que, aquella noche de febrero, lejos de vanagloriarse con el primer premio conseguido con su “Filo Andaluz”, entre el bullicio de ese gentío propio de una final del Falla tras el fallo del jurado, vino a mi encuentro para abrazarme y felicitarme como pidiéndome disculpas por el triunfo suyo y de su comparsa. Todo un caballero.

Desde entonces hasta nuestros días, durante toda su vida, ha ido sumando amigos por donde quiera que fuera. Quizás, digo solamente quizás, en toda su larga historia como gran comparsista se haya granjeado algún que otro “enemigo” debido precisamente a su manifiesta condición de empedernido “martinista”, aun cuando cantaba todavía con el gran autor Manolo Varo. Y es que ahí, mi querido y entrañable amigo Antonio Alba no partía peras con nadie. Junto con Fernando Calle, Felipe Martín, Rafael León y Ramón Moreno ‘Pichardo’ andará ahora a porfía entonando esa copla que tantas veces cantó emocionado haciéndola suya para siempre: “Barbate, pueblo del alma, / Barbate de mis amores, / Barbate de mis entrañas, / Barbate, tú no me llores…

Pero hoy, inevitablemente todo Barbate, mi querido tocayo, junto a tantísimos gaditanos que te conocimos, te quisimos y te seguiremos queriendo eternamente, no podremos reprimir esa lagrimilla recordando que te has ido de la misma forma que pasaste por la vida: sin hacer ruido a pesar de tu estruendosa personalidad. Como los grandes.

Por eso hoy, al decirte adiós, me viene a la memoria del alma aquellos sentidos versos que dejé escritos hace más de tres mil coplas: “Cuando un amigo se va, sobran todos los honores, / que los honores se dan cuando en la vida nos oye… / Cuando un amigo se va las guitarras pierden brío, / el bombo pierde compás y se callan los tanguillos…”

Hasta siempre, mi querido Antonio Alba… amigo del alma».

Fuente: Perfil de Facebook de Antonio Martín