Programa de Televisión, revista en papel y web son los formatos que El Pasacalles de Carnaval ha ido tomando en función del paso de los años. El año 2010 se puso en marcha un proyecto televisivo-carnavalesco a nivel provincial. Atentos a la necesidad de informar y de entretener a partes igual sobre la fiesta del Carnaval, la entonces UNA TV, hoy la red de televisiones locales líder en audiencia en la provincia 8TV, comenzaba las grabaciones de un programa de nombre El Pasacalles. El periodista Luis Rossi conducía el espacio junto a Enrique García Rosado, conocido en el mundillo como Kike Remolino, combinándose un tándem que duraría dos años. Pronto estuvieron en boca de los aficionados con una audiencia más que reseñable a tenor de lo datos de los EGM.



A medida que fue pasando los años, fueron cambiando algunos protagonistas como Mario del Valle, Javi Aguilera y Manuel López (Lupi). Incluso en alguna que otra temporada, el programa se mantuvo en antena durante todo el año, conocedores de la afición que despierta la fiesta.

Para esta temporada, desde la dirección del programa se decidió dar un giro la formato. En principio se compaginaron dos ideas, una más tradicional de entrevistas cara a cara con personajes de la fiesta y otra en el interior de un vehículo, con el nuevo espacio bautizado el ‘Blam Blam Car’.

Para no caer en lo mismo de siempre, se buscaron lugares distintos que tuvieran cierta relación con el invitado en cuestión. Este es el caso del director de comparsas Ángel Subiela, que fue entrevista en el interior del edificio de la Lonja Vieja de Barbate, municipio en el que reside actualmente. Para hablar de Vera Luque, se pensó en utilizar un espacio que tuviera que ver con otra de sus aficiones: el fútbol. Así, se realizó un programa intercalando fútbol y carnaval en la bocana de vestuario del Cádiz CF, en el estadio Ramón de Carranza. Una entrevista que, además, contó con la presencia de Carmelo Navarro, exjugador cadista, que fue toda una sorpresa para el chirigotero.

En La Cabra del siglo XXI
Rodeado de cintas de casete antiguas, de disfraces y cartel de un carnaval pasado, se realizó una entrevista a David Márquez Mateos, más conocido como el Carapapa. En La Cabra del s.XXI se trasladó el equipo técnico, con el fotógrafo Miguel Hernández a la cabeza, para realizar una entrevista íntima en un entorno cuidado. En el mismo lugar se llevó a cabo otro de los programa que tuvo de protagonista a Milián Oneto, artista que había ganado el primer premio con la comparsa de Jesús Bienvenido en 2017. En su propia casa, en su lugar de trabajo, se realizó una entrevista al autor de ‘Los Desvelaos’, Fran Quintana, en una ambiente relajado donde se conjugaron los factores para hablar del carnaval y de la psicología.

Un nuevo formato con acierto
Aunque los programas más vistos llegarían con un formato original en este tipo de programas. Motivados por la idea de unir a tres cuarteteros rivales en las tablas, se pensó en utilizar un automóvil como plató. El resultado no puedo ser más divertido. Si bien estaba todo preparado para que los cuarteteros tuvieran cada uno su protagonismo y posteriormente se abriera un debate sobre la modalidad, el trascurso de la entrevista, la disposición y el arte de los invitados hizo el resto. En ese mismo contexto surgió el nombre de ‘Blam Blam Car’, haciendo un juego de palabras con la famosa empresa de transporte y el sonido característico del cuarteto. Javi Aguilera, Ángel Gago y Manuel Morera fueron los primeros que se subieron al plató rodante.

La apuesta había que mantenerla, así que el siguiente programa buscaba ir más allá. En concreto, más allá del peaje, realizando un programa en Sevilla con tres chirigoteros al alza: Antonio Álvarez (Bizcocho), Juan Carlos Vergara (Gitano) y Jesuli Benárquez. Diversión y muchas cosas por contar.

La modalidad de la comparsa también se tocó en este formato, con la presencia de tres comparsistas, Rafael Velázquez, director de la comparsa de Martínez Ares; Iván Romero, autor de la comparsa ‘Ni los malos son tan malos…’; y Carmen Jiménez, directora de la comparsa de Juanma Romero Bey. Una vuelta por Cádiz, con una parada mirando al mar sirvió para hablar de sus respectivas agrupaciones y del estado de gracia en el que se halla la modalidad.

Para acabar la temporada, por la llegada de un nuevo Concurso, se buscó a grandes personajes de la fiestas, jóvenes y con un punto canalla que hicieron las delicias de la audiencia a tenor de los comentarios. Carlos Pérez, de la chirigota de Manolo Santander, Juanma Bocuñano, del Cascana, así como el chiclanero José Antonio Molina, viajaron de Cádiz a Chiclana, pasando por la Isla, para acabar cantando pasodobles añejos en el poblado de Sancti Petri.

En definitiva, el programa cumple un nuevo año con el compromiso de llevarle la información y la diversión de la fiesta, este año de una manera distinta. Un trabajo realizado con la colaboración de Miguel Hernández y su cámara, Marisé Benítez y Almudena Roldán como consejeras , así como Diana Pardo como coordinadora desde su madrileño cuartel general . Todo ello, como nota importante, con la humildad, el esfuerzo y el respeto que se debe tener para los grandes protagonistas de la fiesta. Un sello de identidad de El Pasacalles de Carnaval.