Hace 40 años que la comparsa “Nuestra Andalucía” salió a la calles junto a miles de andaluces para reivindicar la Autonomía. En el número dos de la la revista El Pasacalles de Carnaval Ver revista, se publicó una entrevista a Pepe Silva, de donde extraemos este reportajes, escrito por Luis Rossi:

Haciendo cuentas, delante de un mostrador de la calle María Arteaga, con la peña a oscuras, encontramos bien temprano a Pepe. Nacido en plena posguerra (1943), José Silva Navarro es uno de esos componentes que han marcado una etapa importante dentro del Carnaval. Relacionado con la fiesta desde niño, se integró dentro el grupo que formara la comparsa y posterior peña Nuestra Andalucía. Purri, Carlos Brihuega, Jesús Monzón, Juanaco, Galleguito, Carlos Peña, Piojo y un largo etcétera de gaditanos que estuvieron a su lado compartiendo momentos míticos, mágicos e históricos.


En los años 70 coincidió trabajando con Antonio Trujillo ‘Catalán’ y le propuso salir en la comparsa de Pedro Romero ‘Los playboys’. Aquella agrupación tuvo gran acogida, pero cuando realmente tocó la gloria fue al año siguiente. Por aquellos entonces, era imposible conseguir un premio mayor que el creador de la comparsa. Paco Alba se alzaba habitualmente con el primer premio, salvo aquellos años en los que no salía, como es normal.

Pedro Romero cogió las riendas comenzando el que fuera un ciclo histórico para el grupo donde militaba Pepe Silva. Cabe destacar que Eduardo Delgado también hizo algunos cuplés para el grupo que se había quedado sin autor. A ‘Los Napolitanos’ le siguió la reivindicación pura: ‘Carnaval 76’ y ‘Nuestra Andalucía’. La primera comparsa pensada tras la muerte del dictador y con la necesidad de recuperar el nombre de la fiesta; la segunda, una manifiesta protesta en pos de la identidad andaluza.

En plena Transición, con el debate de las autonomías sobre la mesa y la necesidad de un cambio político, Pedro Romero se aventura en la comparsa con más repercusión de su historia.

En plena Transición, con el debate de las autonomías sobre la mesa y la necesidad de un cambio político, buscando las libertades, Pedro Romero se aventura en la comparsa con más repercusión de su historia. La comparsa ‘Nuestra Andalucía’ presentaba una propuesta crítica contra los intereses nacionales, defendiendo el sitio de Andalucía.

Con unos pasodobles punzantes y directos, el popurrí es una verdadera obra de arte nombrando lo más característico de las ocho provincias andaluzas.

 “El Jurado habló con Martín y con Romero para expresarle la propuesta, pero Antonio dijo que no, que uno u otro”.

En el Concurso fue segundo premio. “Querían dar dos primeros premios, para ‘Los Mandingos’ y para nosotros”, recuerda Pepe, “el Jurado habló con Martín y con Romero para expresarle la propuesta, pero Antonio dijo que no, que uno u otro”. El año anterior, con ‘España y Olé’, Martín fue segundo premio y ‘Navegantes gaditanos’ primero.

“Dijeron que Pedro fue primer premio por ir gaditano y que el tipo de Martín era ‘españoleado’ y eso lo aprovechó el año siguiente para decir que el tipo de Pedro era andaluz, no gaditano”, destaca Silva argumentando el por qué finalmente no ganó el primer premio ‘Nuestra Andalucía’.

Mítines a 40
Lo cierto es que la comparsa marcó un hito, porque era el momento y el lugar. Silva recuerda que empezaron a familiarizarse con el concepto de ‘mítines a 40’. Esto es, que aprovechaban la coyuntura y los partidos políticos –como se observa no es algo nuevo de estos tiempos- que querían cerrar sus actos con la comparsa debían pagar unas 40.000 de las antiguas pesetas.

“Con ‘Nuestra Andalucía’ fuimos a todas partes”, recordando como caso curioso que inauguraron el vuelo Jerez-Barcelona, en el Aeropuerto jerezano. Llegamos de Barcelona, nos vestimos y para el teatro. Nos hicieron una exhibición caballista, estuvimos en un hotel, se portaron muy bien con nosotros”.

También se colocaron al frente de muchas manifestaciones. Cuenta Silva que en una de las huelgas que hubo en Cádiz por la autonomía estuvieron al frente de la manifestación, hasta que se enteraron que en San Juan de Dios había una trifulca entre seguidores de distintos partidos políticos, por eso, al ver la situación se fueron quitando de en medio “por la calle Plocia para arriba”.

El comparsista está algo molesto porque se puso en Cádiz una calle al 4 de diciembre de 1977, con la comparsa de El Puerto cantando el pasodoble de Raza Mora a Manuel José Caparrós. “Y nosotros que hicimos un repertorio entero y salimos a dar la cara jugándonos el pellejo, cuando había palos, ni nos han llamado para estar presentes”, se lamenta el actual responsable de la peña carnavalesca.

 

Fotos: Archivo Provincial de la Diputación de Cádiz y Luis Rossi