Les ofrecemos el romancero llevado a cabo por Claudia Barba, bajo el título de ‘La niña maldita’, una obra con tintes irónicos desde una mentalidad infantil, pero que hace reír a niños y mayores a partes iguales. Aquí lo pueden ver:





Este romancero se interpretó en una de las escaleras de acceso a la primera planta del Palacio de Recaño, dentro de las jornadas de puertas abiertas del futuro Museo del Carnaval.